Le guiaremos en una oración ..... 

El poder de la Oración


La Oración de los Hijos 


Valentía

Mihi quidem Antiochum, quem audis, satis belle videris attendere. Hanc igitur quoque transfer in animum dirigentes.